Palabras del Presidente

Fundados en 1888, los laboratoirios CDM Lavoisier perpetúan desde cuatro generaciones el saber-hacer francés en el dominio de la salud. Nuestro peirtaje desarollado en el curso de las décadas nos sitúa como un actor ineludible en la fabricación de medicinas inyectables.

 

Desde el origen, desarollamos productos adaptados a las necesidades de los personales de enfermería y pacientes. Somos comprometidos en la búsqueda de la cualidad óptima con el fin de garantizar la seguridad y la eficacia de nuestros productos. Es en el espíritu de excelencia en lo que innovamos regularmente tanto en los acondicionamentos como en las fórmulas que ponemos a punto.

 

El espíritu de innovación y la audacia de emprender animan a nuestra familia desde la fundación de nuestros laboratorios por Henri Hugon, mi bisabuelo. Esta tradición perduró en el curso de las generaciones y hoy, es resueltamente girado hacia el futturo que tengo el honor de continuar escribiendo las las páginas de la historia de una familia farmacéutica francesa. Debemos nuestra longevidad a la energía y el peritaje de nuestros colaboradores que cada día trabajan sin descanso para producir las medicinas utilizadas en los tratamientos de la primera necesidad.. La fidelidad de nuestros clientes es determinada por nuestra búsqueda permanente de su satisfacción.

 

Philippe Truelle

Presidente